Medio Ambiente

El llanto de los árboles: qué es esa lluvia que cae de las tipas de la Ciudad

Es una tarde calurosa en Buenos Aires y los ciclistas y runners que hacen deporte en la bicisenda de avenida Libertador reciben una lluvia refrescante, a pesar de que en el cielo no hay ni una nube. Se desprende de los árboles. En Palermo, tres amigas se reúnen a merendar en las mesas de la vereda de un bar, protegidas por la sombra de una tipa. Una de ellas saca un paño desinfectante y limpia las sillas, cubiertas de gotas de una sustancia pegajosa. La caída de ese líquido las acompañará durante todo el encuentro. El fenómeno se repite en distintos puntos de la Ciudad porque es la época del año en que «lloran» las tipas.

Sin embargo, el origen de esas lágrimas no tiene nada de romántico. El goteo es producido por el excremento de un insecto, la chicharra de la espuma o Cephisus siccifolius, que en su estado de ninfa se alimenta de la savia del árbol. La succiona de los brotes y al mismo tiempo va excretando un líquido. Cuando esa sustancia se acumula en las hojas, cae en forma de gotas.

«La chicharra es pariente de las chinches y todas se alimentan picando algo, que puede ser la savia de las plantas o la sangre, en el caso de la vinchuca, que así transmite el mal de Chagas. Las que se alimentan de las tipas, y también de otros árboles como el eucalipto, están emparentadas con la chicharrita que ataca al jacarandá, son hemípteros», explica el ingeniero Jorge Fiorentino, gerente de Arbolado de la Ciudad.

La Cephisus siccifolius no produce su espuma durante todo su ciclo vital, por lo que las gotas caen entre octubre y noviembre. «Los insectos tienen una metamorfosis, pasan por distintas etapas desde que nacen hasta que son adultos. De chiquitas, estas chicharras empiezan a succionar la hoja y largan esa excreta una vez que la savia pasó por su aparato digestivo. Este jugo forma una espuma que es como un capullo que protege al bichito mientras crece. Pero cuando llega a cierto tamaño, ese jugo se cae. No hay que temerle, porque no es tóxico ni dañino. Sí es molesto, porque como es azucarado, mancha», detalla Fiorentino.

El funcionario afirma que la chicharra no es una plaga que dañe al árbol. «Por eso no hacemos un tratamiento para exterminarla. Prefiero que caiga esa gotita de pis de la chicharra y no la de un plaguicida», dice.

En Buenos Aires hay 9.465 tipas en calles y veredas, según los datos del Censo del arbolado publicado en 2018. Este árbol fue traído a la Ciudad por el paisajista Carlos Thays de la zona de las yungas, que abarca Tucumán, Salta, Jujuy y el sur de Bolivia.

La tipa es una de las especies más voluminosas que pueden verse en Buenos Aires: llega a medir más de 30 metros de altura y sus troncos oscuros tienen más de un metro de diámetro. Su abundante follaje dura todo el invierno, pero en octubre lo pierde. Sus ramas quedan desnudas por un par de semanas, hasta que vuelven a llenarse de hojas y de flores amarillas. Para esta época, esas flores caen y tapizan las veredas, como si fueran una mullida alfombra.

Durante una Noche de los Museos, que generalmente se celebra a principios de noviembre, Fiorentino estaba haciendo la fila para ingresar al MALBA cuando escuchó que detrás suyo, una pareja se sorprendía por el goteo de la tipa. «¡Uy, el árbol está llorando!», comentaron. El director de Arbolado no pudo resistirse, se dio vuelta y les explicó que estaban recibiendo el pis de las chicharras. «Dijeron ‘qué asco’ y se fueron de la cola», cuenta divertido.

Dónde se pueden ver las tipas

Las tipas pueden verse en casi todos los barrios. Sin embargo, hay algunos ejes donde forman corredores que vale la pena visitar:

– Avenida Pedro Goyena, desde avenida La Plata hasta Alberdi: es el corredor más extenso de la ciudad, con 350 tipas que en algunos tramos alcanzan los 24 metros de altura.

– Avenida Melián, desde La Pampa hasta Olazábal: un túnel verde que se extiende a lo largo de 5 cuadras, conde hay unas 130 tipas que casi triplican en altura a las casonas de aire inglés del barrio de Belgrano R.

– Avenida Valentín Alsina: ubicada en el Parque Tres de Febrero y cerrada al tránsito de vehículos, cuenta con una alineación numerosa de tipas de grandes dimensiones.

– Avenida Figueroa Alcorta, alrededor de la plaza República del Ecuador.

– Avenida Costanera Rafael Obligado: alrededor del Aeroparque Jorge Newbery están las mejores alineaciones de tipas.

– También se puede disfrutar de las tipas en la Costanera Sur.

FUENTE: Nora Sánchez – www.clarin.com

Acerca del Editor

Dejar un comentario